Combatir el polvo – Eliminar olores

Para la eliminación de polvo y olores la utilización de nuestro sistema Drip&Fresh es muy eficaz.

En el caso del polvo, se trata impregnar profundamente las partículas de polvo con agua consiguiendo con ello aumentar su peso y en consecuencia su precipitación. Esto se consigue lanzando el chorro de las toberas directamente sobre el punto de origen del polvo y si fuera preciso creando cortinas para preservar del polvo ciertas zonas.

En el caso de los olores, mediante la nebulización conseguimos precipitar las bacterias que los originan, con lo que obtenemos un ambiente más sano y limpio. Mediante una cortina de niebla podemos conseguir una zona limpia de olores. No obstante, en determinados casos el aporte de productos neutralizantes puede aumentar notablemente la eficacia del sistema.